fbpx

Kinesiotape y vendaje neuromuscular ¿Qué tienes que saber cómo paciente?

¿Te has preguntado alguna vez qué son esas tiras de colores pegadas en el cuerpo? Las habrás visto en deportistas, compañeros de trabajo, en el gimnasio, etc. La primera impresión es preguntarnos qué es eso que llevan puesto y para qué sirven. Pues por lo general esas tiras de colores es un tipo de vendaje que se llama kinesiotape o vendaje neuromuscular.

En este artículo vamos a ver detenidamente de qué se trata.

Fuente: Wikipedia Grand Slam Moscow 2011

¿Qué es el kinesiotape y cómo funciona?

El kinesiotape o vendaje neuromuscular es un vendaje elástico hecho de algodón que puede estirarse hasta un 130-140% de su longitud. En uno de los lados tiene un adhesivo testado médicamente para poder pegarlo en la piel y que esta pueda transpirar.

La elasticidad del material nos permite hacer una contención de la estructura limitando el movimiento, pero no fijándolo, beneficiando así la recuperación de nuestra lesión.

Gracias a todas estas capacidades físicas del vendaje podemos favorecer y asistir a la biomecánica corporal, viendo sus efectos a nivel muscular, fascial, vascular y linfático.

¿En qué se diferencia con otro tipo de vendaje?

La diferencia principal del kinesiotape o vendaje neuromuscular con respecto a otro tipo de vendajes como el clásico vendaje funcional es la elasticidad del material y la capacidad de movimiento que nos da a nivel biomecánico.

Pero es muy importante saber que cada vendaje que usamos para el tratamiento es distinto y que ninguno es mejor que otro. Es una herramienta más que el fisioterapeuta usará con la patología a tratar.

¿Cómo aplicarlo y a quién?

Ya hemos visto las cualidades de este tipo de vendaje, veamos quién se puede beneficiar de este vendaje y cómo hay que aplicarlo.

Son diversas las aplicaciones del kinesiotape o vendaje neuromuscular. Entre las patologías podemos encontrar varios pacientes que se pueden beneficiar de este tipo de vendaje:

  • Tendinits. La aplicación en estos casos consiste en quitar tensión a la estructura en cuestión para evitar un daño mayor y acelerar el proceso de recuperación.
  • Esguinces. Tratamos con este tipo de patologías a diario y gracias la kinesiotape podemos limitar el movimiento lesional dejando libres los demás movimientos favoreciendo la rehabilitación.
  • Edemas. Vemos cómo gracias a los vendajes de kinesiotape en modo “pulpo” ayudamos a la reducción del edema.

Para aplicarlo debemos tener en consideración varias pautas:

  • Piel limpia y seca. Es importante que nuestra piel no esté húmeda ya que si no el vendaje no pegará.
  • Preferiblemente sin vello para que el vendaje se pegue mejor.
  • Puntas redondeadas para que no se levanten las esquinas con el uso.
  • Conocer la biomecánica corporal, así como el origen e inserción de la musculatura. Esto es de suma importancia y debe hacerlo un profesional sanitario porque si no lo hacemos bien el kinesiotape no funcionará.
  • No dejar arrugas de la piel debajo del vendaje para no quemar la piel.
  • No estirar al máximo el vendaje para no deformarlo.

Precauciones e indicaciones.

El material de este tipo de vendajes suele ser hipoalergénico y no debe darnos problemas, además de que podemos mojarlo, pero aún así debemos tener ciertas cosas en cuenta mientras lo llevemos.

  • Si molesta en exceso no debemos usarlo. Este tipo de vendaje siempre es favorecedor así que si nos molesta mucho o no estamos cómodos debemos decírselo al fisioterapeuta para que lo revise.
  • Si pica o quema hay que quitárselo inmediatamente. Aunque el material es hipoalergénico y no debe haber ningún problema si notamos que nos pica la zona y que se pone de un color rojizo quítatelo inmediatamente.
  • Se puede mojar sin problema. El tipo de material es transpirable y se puede mojar sin problema.
  • Si se despega en exceso podemos quitarlo. El vendaje se hace siguiendo unos puntos de referencia al inicio y al final del vendaje, así que si pasado unos días, por el uso, vemos que se despega, ya deja de ser eficaz, así que podemos quitarlo sin problema.
  • Suele durar varios días. Si pasados unos días se te cae o se despega es normal.
  • Siempre te lo tiene que poner un profesional ya que ha estudiado para ello. Para poner un vendaje hay que saber el funcionamiento de nuestro cuerpo y el estudio de la anatomía y la fisiología así que siempre acude a un profesional para evitar sustos y complicaciones.
  • El vendaje suele durar de tres a cuatro días, pasado este tiempo, el material irá perdiendo elasticidad y ya no hará su correcta función.

Para concluir podemos decir que son muchísimos los beneficios que nos aporta esta herramienta de tratamiento por lo que es fácil que nuestro fisioterapeuta nos haga uno de estos vendajes para ayudarnos en nuestra patología.

Esperemos que gracias a este artículo sepamos un poco más sobre kinesiotape o vendaje neuromuscular y los beneficios que obtenemos.

Para más dudas y consultas no dude en preguntarnos, estaremos encantados de atenderte por teléfono, email y chat 

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?