fbpx
FISIOTERAPIA A DOMICILIO EN MADRID DE 10.00H A 20.00H
Reserva online
Chat online
Horario
Lunes - Domingo 10.00-20.00h
dolor espalda

Dolor de Espalda ¿Hernia discal, protusión discal o falsa hernia discal? (parte 1)

El dolor está presente en nuestro día a día. Todo el mundo habla de hernia discal, protusión discal, falsa hernia discal o síndrome de piramidal y de repente nos entra un mar de dudas sobre qué nos pasa realmente cuando nos duele la zona lumbar.

En este punto vamos a intentar aclarar todas estas dudas analizando cada patología por separado y viendo qué tienen en común todas ellas.

Antes de meternos de lleno en el asunto vamos a explicar cómo es un disco intervertebral de una manera breve y concisa.

Un disco es una estructura que está situado entre las vértebras cuya función de almohadilla permite cierta movilidad entre ellas. Está compuesto por un núcleo pulposo y unos anillos fibrosos alrededor.

hernia discalDicho esto vamos a ver las distintas patologías que pueden confundirse con una hernia discal. Las cuales ordenadas en función de su gravedad son:

  1. Falsa hernia discal o Síndrome de piramidal (menor gravedad)
  2. Protusión discal
  3. Hernia discal (mayor gravedad)

Falsa hernia discal o Síndrome de piramidal

En cuanto a la gravedad de esta patología es la menos grave de las tres y no hay lesión discal. El músculo piramidal se encuentra en la región glútea y atravesando esta región encontramos también el nervio ciático.

Así pues, si hay una tensión excesiva o espasmo de esta musculatura afectará al nervio ciático y nos provocará dolores que pueden ser parecidos a una protusión o hernia discal aunque no haya lesión del disco, como el famoso dolor que baja hacia abajo recorriendo la pierna.

¿Qué lo causa?

La causa de esta patología es variada pero encontramos tres grandes causas:

  • Bloqueo o mal movimiento de la zona lumbar. Al estar esta región tan cercana a la lumbar podemos observar claramente que cuando haya un funcionamiento incorrecto de la zona lumbar afectará a la región piramidal.
  • Postural. También afecta muchísimo nuestra postura en las actividades diarias, así que es muy aconsejable mantener una correcta higiene postural tanto en el trabajo como en casa.
  • Pisada. Si nuestra pisada ha sufrido un cambio o actúa de una manera incorrecta va a causar un impacto directo sobre la cadera, y por supuesto, sobre la zona lumbar y piramidal.

¿Cuáles son los síntomas?

Entre los síntomas podemos ver:

  • Pseudo ciática. A esta patología también se le denomina de este nombre porque encontramos dolores parecidos a los de la ciática.
  • Cuando pasas mucho tiempo sentado empeora.
  • Al caminar un poco se va pasando y notamos cierta relajación.
  • Dolor en la zona glútea de manera punzante.

Prevención

En esta sección vamos a dar unos consejos para evitar estos dolores:

  • Mejorar la postura en el trabajo.
  • Hacer ejercicio, muy interesante el método Pilates que nos ayuda a tener una postura correcta.
  • Estirar no solo después del ejercicio físico si no también tras una dura jornada laboral.
  • Dieta saludable.

Tratamiento

Viendo las causas y los síntomas de este síndrome de piramidal podemos tratar la zona de diferentes maneras:

  1. Tratamiento global. En este tipo de patología no solo debemos tratar la zona piramidal si no que también vamos a valorar y tratar la región lumbar e isquiotibial, además de todo el complejo de la cadera. Es muy importante ver la globalidad del tratamiento ya que para curar realmente debemos valorar todos los aspectos que engloban al síndrome de piramidal.
  2. Descarga o masaje. Este es uno de los tratamientos más famosos dentro de la fisioterapia, y es que esta patología es una sobrecarga o espasmo, así que podemos actuar directamente sobre esta musculatura.
  3. Estiramiento. No hace falta decir que un buen estiramiento tras la práctica deportiva nos evita ciertos dolores.
  4. Postural. Al ser una de las causas de esta patología debemos valorar y ayudar a mejorar la postura. Debemos ayudarnos de otros profesionales cómo puede ser la podología para conseguir un mejor tratamiento.
  5. Fortalecimiento. En las sesiones de fisioterapia se recomendarán ejercicios específicos para fortalecer la zona lumbar y así poder prevenir esta lesiones.
  6. Nutrición. Una buena alimentación hará que nuestros músculos estén más oxigenados y trabajemos mujer. Además tendremos más energía, lo cual nos ayudará a evitar posturas innecesarias y perjudiciales.

Pues hasta aquí un breve resumen de lo que es la “Falsa hernia discal” o Síndrome de piramidal. Sigamos en este recorrido de patología viendo ahora de una manera más específica la Protusión discal.

Veremos muchas similitudes de entre las tres patologías que vamos a describir así que será fácil comprenderlas todas y seguir el hilo de cada una de ellas.

Hemos dividido este artículo en dos partes para que su lectura sea más amena y que podamos asimilar los conceptos de una manera sencilla.

¡Así que nos vemos en la siguiente parte del post en la que viene protusión y hernia discal!